Olost
Alojamiento Comer Ocio Comercios Servicios Entidades Anúncio Gratis
Osona

Olost

El GarrafEl MaresmeZona La GarrigaEl Lluçanès flor de loto

Historia de Olost:

.

La primera documentación conocida sobre Olost es del 908 dC. Se trata de una venta de tierras en la demarcación de la iglesia de Santa Maria d’Olost. Otra documentación falsa fechada el mismo año atribuye la reconstrucción de la iglesia al conde Guifré, hijo del Velloso. A lo largo del siglo X, el nombre de Santa María de Olost aparece en documentos diversos. Durante la Edad Media, Olost fue una de las poblaciones con más peso del Lluçanès. Con la construcción del castillo de Olost el siglo XI comenzó la linaje de los señores de Olost. Doscientos años más tarde, en 1230, los señores de Olost unieron por matrimonio con la familia de los Peguera, que se instalaron en el Lluçanès y terminaron poseyendo, gracias a la compra de la baronía de Lluçà, la mayor parte del Lluçanès.
Desde la mitad del siglo XVIII hasta la mitad del XIX, Olost vivió un gran crecimiento económico y demográfico gracias a la implantación de industrias textiles. De todos modos, durante la primera mitad del XIX, fue, como otros pueblos del Lluçanès, uno de los escenarios de las guerras carlistas. En 1835 los carlistas atacaron y ocuparon el pueblo, en manos hasta entonces de los isabelinos, y quemaron la iglesia. A partir de la mitad del siglo XIX, la población entró en un período de estancamiento económico, que se refleja en la caída demográfica: el número de habitantes, que en 1857 había sido de 1211, pasó a 917 habitantes en 1900.
Durante el siglo XX, Olost fue recuperando, con altos y bajos, la población y mejoró su economía. A partir de los años 80 hasta este momento, han ido saliendo varios grupos y asociaciones que han ayudado a dinamizado culturalmente y lúdica el pueblo.
Historia de Santa Cruz de Jutglar: Las primeras noticias sobre Santa Creu son del 984: aparece la iglesia de Santa Cruz dependiendo de la iglesia de Santa Maria d’Olost (en 1878 se convertirá en parroquia independiente). Hacia el 1733 se construyó una nueva iglesia, la que hay hoy, unos metros apartada de la antigua. El edificio, poco característico, comprende una sola nave. A principios de este mismo siglo, se comenzó a formar el pueblo. Cuando el siglo XVII se creó la nueva subveguería del Lluçanès, las reuniones del Consejo y los Jurados se hicieron en Santa Cruz hasta el 1728. Se reunían anualmente en la Casa Grande, una de las masías más antiguas del Lluçanès. La resolución de la obtención de la subveguería pasó por un largo proceso, que comenzó el siglo XIV. El objetivo de la subveguería era desatar los nobles de la jurisdicción feudal de los Peguera y pasó a depender directamente del rey. Durante este proceso, los nobles del Lluçanès se reunían en la iglesia de Santa Cruz. Santa Cruz era el centro geográfico del Lluçanès y, por ello, un buen punto de encuentro. Antes de la construcción de la nueva red de carreteras, en 1880, en Santa Cruz confluían todos los caminos.

.